Nuestros calefactores son muy eficientes en cuanto a entregarte un ambiente muy agradable en casa, pero si no contamos con un buen sistema de aislación térmica, la calefacción del interior será menos eficaz. Entonces la pregunta es; ¿Por dónde hay fuga de calor?

¡Por puertas y ventanas!
Actualmente hoy contamos con decenas de buenas soluciones para sellar los cantos de puertas y ventanas, porque por ahí se va el calor y también, digámoslo, el dinero, porque cuesta más energía al calefactor el temperar un ambiente con constantes fugas.

Debemos considerar que el vidrio es un conductor muy eficiente para el frío. Si en nuestras ventanas contamos con persianas o cortinas, lo conveniente es cerrarlas en cuando el Sol se oculte para imposibilitar que el frío comience a entrar a través del cristal.

Para ayudarte, te proponemos;

  • Instalar sistemas de aislamiento por compresión (cintas selladoras), los que utilizan elementos autoadhesivos que te ayudarán a no perder calor por puertas y ventanas. Son relativamente baratas y se pueden encontrar en tiendas del tipo “Home Depot”.
  • Contar con cortinas más gruesas para el invierno. Es una inversión que se hace una vez y si el material de las mismas es bueno, pueden durar varios años. Las cortinas debieran siempre exceder el tamaño de la ventana en sí, y de preferencia deben llegar hasta el piso.
  • Colocar una cortina translúcida o un género liviano (visillo o velo), la cual cerraremos antes de que caiga el sol pero sin impedir que ingrese la luz, y por delante de ésta un nuevo paño, es decir, otra cortina de un género más grueso, que es la que cerraremos cuando se oculte el sol, para frenar el ingreso del frío a la casa o departamento.

¿Aún no tienes un Calefactor Enerheat en tu casa, oficina o departamento?
Es, por supuesto, la mejor solución para espantar el frío este invierno, porque son fáciles de instalar, seguras para niños y personas de edad avanzada y gastan poca energía dando un ambiente cálido, limpio y sano.